Historia de un jabalí o Algo de Ricardo

Sinopsis

Gabriel Calderón escribe y dirige este montaje protagonizado por Joan Carreras

Un actor se enfrenta al reto de interpretar Ricardo III, el monarca despiadado de la tragedia de William Shakespeare. Lleva toda la vida haciendo papeles secundarios y piensa que merece esta oportunidad. Sin embargo, considera que el resto del elenco no está a su altura y no le gusta nada de lo que le propone el director. Durante la construcción del personaje, las afinidades entre el actor y el monarca inglés empiezan a aflorar. Ambos son ambiciosos e inteligentes. Como Ricardo III, Juan no se conforma con poco, tiene ansia de poder y no está dispuesto a perder el tiempo con actores blandos, hipersensibles o mediocres. A medida que se entrelazan sus historias de vida, la relación entre el actor, el personaje y el espectador se convierte cada vez más estrecha.

Historia de un jabalí o Algo de Ricardo gira en torno a los mecanismos de poder contemporáneos, el deseo y el resentimiento, y propone una reflexión sobre los límites de la ambición humana.

En catalánPara contratarTemporada Alta

Ficha Artística

  • Texto y dirección: Gabriel Calderón
  • Traducción: Joan Sellent
  • Intérpretes: Joan Carreras
  • Escenografía: Laura Clos
  • Espacio sonoro: Ramón Ciércoles
  • Vestuario: Sergi Corbera
  • Ayudante de vestuario y caracterización: Núria Llunell
  • Iluminación: Ganecha Gil
  • Fotografía: Felipe Mena
  • Ayudante de dirección: Olivia Basora
  • Ayudante de escenografía en practicas: Marta Calderón Gómez
  • Jefe técnico: Pere Capell
  • Dirección de producción: Josep Domenech
  • Producción ejecutiva: Luz Ferrero
  • Jefa de producción: Clàudia Flores
  • Distribución y comunicación: Bitò
  • Producción: Temporada Alta 2020 y Grec 2020. Festival de Barcelona

Estreno: 4 y 5 de diciembre en el Teatre de Salt (versión en catalán), 15 de abril en el Teatro de La Abadía (versión en castellano)
Duración:
1 h i 10 min

La crítica

La esencia del teatro, la batalla constante, en busca de aquella emoción enloquecida, indescriptible. Es uno de los mejores montajes que he visto nunca.

Josep Maria Fonalleras, El Punt Avui

Multimedia